Después de caminar media hora de regreso al trabajo, caminando por el pueblo con la consciencia de cada instante, de cada paso, me conecté completamente con el flujo de la vida en el aquí y el ahora. Logré detener por unos instantes todo juicio sobre lo que percibía: todo es como es, ni mal ni bien. De pronto mi sensación fue "este es el mejor momento de mi vida".
Fluir es la clave. La vida, mi vida, no es una cosa, es un proceso. Como un río. Momentos que fluyen, sólo momentos.

Puedo creer en este momento con toda intensidad las afirmaciones de Louise Hay que he estado evocando estos días:

"En la infinidad de la vida donde me encuentro todo es perfecto, pleno y completo"
"Soy uno con el poder que me creó"
"Estoy totalmente abierto y receptivo a la abundante corriente de prosperidad que el Universo ofrece"
"Todas mis necesidades y deseos son satisfechos aun antes de pedirlos"
"Soy guiado y protegido por la Divinidad y opto por aquello que me beneficia"
"Me regocijo ante el éxito de otros, a sabiendas de que hay suficiente para todos nosotros"
"Constantemente incremento mi conocimiento consciente de la abundancia y esto se refleja en mis ingresos constantemente incrementados"
"Mi bien proviene de todas partes y de todos"
"Todo está bien en mi mundo"


El diseñador gráfico Manuel Lima, quien ha estudiado las diversas representaciones visuales de redes complejas tales como redes sociales de internet o patrones de comunicación dentro de las empresas, resalta en su interesante blog el enorme parecido entre las estructuras del Universo y del cerebro.
La imagen de la izquierda corresponde a la red neuronal del cerebro del ratón. Fue generada por Mark Miller, quien es un artista que encuentra una pasión en grabar imágenes de conexiones neuronales.
La imagen de la derecha representa la distribución de materia en una región del Universo durante 2,000 millones de años. Fue producida por un grupo multinacional de astrofísicos y publicada en la revista Nature del 2 de junio de 2005. Su creación requirió la operación de una super-computadora durante un mes.
Manuel Lima dice que el “paralelismo [entre las imágenes] puede conducir a muchas reflexiones filosóficas, desde la omnipresencia de las redes hasta la similitud estructural de ambos extremos de la escala humana… proveyendo de un estimulante tema de debate.”
NeuroGlider comenta la entrada del blog que no es una sorpresa que los diseños de la biología se correspondan con los de la formación del Universo debido a que él cree que todo nuestro mundo responde a una geometría fractálica. Señala que el análisis de toda organización en cualquier sistema de nuestro Universo revela la presencia de la geometría fractálica; por ejemplo, al comparar ciudades con células.
Vivimos en un mundo cada vez más complejo. Para entenderlo requerimos de herramientas especiales, tales como el pensamiento sistémico y los modelos dinámicos. Las representaciones visuales de la complejidad que ha estado estudiando Manuel Lima son un recurso valioso al respecto. En su el sitio Visual Complexity ha documentado cientos de proyectos visuales representando diversas redes complejas en áreas tan diversas como los negocios y el arte.