En el supermercado del futuro (ver video) o del presente en Alemania, la experiencia de comprar está completamente tecnologizada. Mientras voy poniendo los artículos en el carrito escaneo con el celular los códigos de barras de tal manera que al salir lo único que hay que hacer es saldar la cuenta con el teléfono. Otras aplicaciones incluyen máquinas dispensadoras para la cata de vinos, juegos en los pasillos y robot orientando a los clientes.

Comentarios de blog por Disqus