miércoles, agosto 20, 2008

Guillermo Pérez: Recuperando la auto-estima nacional

Dado que en la última entrada hice referencia a deportistas olímpicos mexicanos me siento obligado a comentar sobre la medalla de oro obtenida por Guillermo Pérez.
De entrada hay que agradecerle el permitir al país la recuperación de la auto-estima; esperando que no sirva de pretexto para evitar reformular todo el aparato de apopyo y promoción del deporte nacional.
Guillermo es una persona con una gran madurez y un deportista hecho con base en el trabajo duro y constante de muchos años.
Ahora que estamos reflexionando aquí sobre inteligencia emocional, he de decir que me resulta evidente que, si bien que su destreza técnica del Taekwondo es el fundamento de su triunfo, su cultivo del dominio personal resultó fundamental para alcanzar el oro.
Felicidades Guillermo. Nos estimulas para seguir luchando por ser mejores en nuestras respectivas áreas de actividad profesional.

2 comentarios:

Burglar dijo...

Quisiera compartir un poco de lo que el Sabomnim (profesor en koreano) de Taekwondo del tec nos hizo reflexionar acerca de la victoria de Guillermo en la olimpiada.

A raíz de la medalla de oro de Guillermo Pérez, el doyang se pobló de gente nueva y de estudiantes que hace mucho no se paraban ahí. El sabomnim, Sergio Lara, siempre nos hace meditar al principio y al final del entrenamiento, ya que a palabras suyas, no basta entrenar el cuerpo(cosa que no es sencilla ya que el señor es duro) si la mente no evoluciona de la misma manera, en la reflexión del día de hoy nos comento que le daba gusto que nos motivara este triunfo, que a el también le lleno de satisfacción, pero que si de verdad estabamos impulsados por la victoria reciente fueramos más alla de este momento, ya que Guillermo a diferencia de muchos de nosotros ha entrenado por años y por periodos de tiempo con los cuales quedaríamos muertos seguramente, nos pidió que fueramos constantes, que fomentaramos esa diciplina que hace ganadores y que nos ubicaramos en nuestra realidad, ya que hay varias formas en las que se presenta una medalla de oro.

Adolorido aún del entrenamiento, trabajando todavia y reflexionando las palabras del Sabomnim y Goleman me despido.

http://elrincondelabiblio.blogspot.com

Enrique Bores dijo...

Gracias, Paco, por tu comentario. Estoy completamente de acuerdo. El trabajo duro y la constancia está atrás del éxito. En este sentido les tengo un enorme respeto a todos estos deportistas que nos han estado deleitando durante los Juegos Olímpicos de Pekín. Ayer veía el esfuerzo de nuestros marchistas y no podía más que sentir admiración. Uno de elos declaró que llevaba año y medio sin ver a su familia por estar concentrado preparándose para los juegos. Eso es constancia, trabajo y sacrificio.