A los pocos días de su muerte a los 96 años, un artículo del Businessweek (Byrne; 28 nov, 2005; The man who invented management; http://www.businessweek.com/), presenta a Peter Drucker como el hombre rencentista que inventó la profesión del management. Ideas y conceptos que él acuñó tan temprano como en los años 50, décadas después se convirtieron en asuntos vitales y estratégicos para la superviviencia de los negocios: la mejora continua, el considerar a los empleados como un activo y no como un costo y la descentralización en la toma de decisiones. Las prácticas gerenciales de Peter Drucker han permitido el enorme éxito de General Electric y de incontables compañías japonesas que las adoptaron en los años 80. Paradójicamente, en México y Latinoamérica, hay empresas que siguen pavimentando su camino al fracaso mediante la práctica opuesta: centralización de la toma de decisiones, abuso y explotación de la gente y repetición de los errores del pasado. Como ejemplo, en los últimos días he escuchado de ejecutivos asustados dentro de una empresa muy emproblemada el mantra "debemos volver a lo básico", ignorando que justamente esas prácticas del pasado son las que han provocado sus problemas actuales. Drucker fue un escritor extremadamente prolífico; pero recomendamos a estos directivos leer y practicar su clásico "The practice of management". Como un tributo a su legado, insitimos ahora en este foro sobre la importancia de un liderazgo personal y transformador que potencie a los individuos como única vía de progreso y desarrollo sostenible para las empresas y las comunidades.

Página protegida contra violaciones de derechos de autor por Copyscape

Comentarios de blog por Disqus