Teniendo espacios muy limitados, las tiendas de abarrotes de Japón tenían el problema de cómo almacenar las enormes sandías de forma ovalada, que desperdiciaba mucho espacio. La mayoría de las personas dirían que las sandías son redondas y que nada había por hacer. Pero algunos granjeros japoneses enfocaron de manera diferente el problema y descubrieron que si se mete la sandía dentro de una caja cuando están en la fase de crecimiento, la fruta adopta la forma de la caja. Así inventaron la Sandía Cúbica.

Las lecciones de las sandías en cubos:

1. No presupongas: No tome las cosas como algo hecho y definitivo. Las sandías no son redondas por siempre.

2. Cuestiona los hábitos: La mejor forma de derribar las presuposiciones es cuestionar los hábitos.

3. Se creativo: Cuando te enfrentes a un problema busca el Nuevo enfoque, la nueva arista.

4. Busca una major manera: Cultiva el hábito de preguntarte si hay una major manera de hacer las cosas.

5. Lo imposible a menudo no lo es: Si vamos con la idea de que algo es imposible, así será; si por el contrario decidimos que lago se puede realizar, también así será.





Enviado por mi amigo el Ing. Juan José Gasca

Comentarios de blog por Disqus