¿Qué hacer para generar sinergias en un grupo cuando hay antecedentes de rivalidad entre sus miembros? Es la pregunta que me hacía una persona quien fue asignado como cabeza del grupo para una tarea especial. Mi respuesta fue la siguiente:
Lograr sinergias es un proceso que requiere la construcción de una visión compartida. Esto es difícil en una estructura como la de la organización en que estás donde se tiende a imponer proyectos y a privilegiar de manera parcial a algunos departamentos sobre otros. Esto lo único que logra es que unos cuantos se sientan entusiasmados, los beneficiados, y el resto tan sólo acaten, sin mayor energía. Se trata de una visión impuesta, no compartida.
Pero la sinergia requiere no de acatamiento sino de pasión, compromiso y entrega. Estas actitudes sólo surgen cuando las personas encuentran espacios para hacer lo que les resulta significativo. De hecho es uno de los argumentos principales de quienes defienden el libre mercado: la libertad a la iniciativa personal genera enorme dinamismo. La contradicción de multitud de empresas que funcionan dentro del sistema capitalista y que promueven las virtudes de la democracia es que en su interior practican justo lo contrario: sistemas verticales, represivos que matan la creatividad.
En tu organización alcanzo a percibir enormes resentimientos, de gente que se ha sentido mal tratada y poco reconocida en un ambiente de competencia destructiva. Mientras divisiones, departamentos y personas sigan peleando por lograr medallas no habrá medida que permita hacer surgir la sinergia.
Yo creo que frente a la circunstancia en que te encuentras, lo que se requiere es de mucho diálogo y negociación generando un clima de apertura y flexibilidad. Sugiero empezar por generar el diálogo entre los actores clave del grupo, buscando cultivar un clima de confianza.
Veo la tarea difícil y titánica porque ya hay una historia de relación contra la que hay que luchar por los resentimientos acumulados. Ninguna técnica o ejercicio externo va a lograr esto y mucho menos si se realiza invitando con agendas ocultas. Es algo que te corresponde a ti hacer. No hay recetas mágicas. Hay que construir una relación, no hay más. Y ello toma tiempo.
Creo que requerirás varias reuniones en las que se hable francamente sobre lo que se desea (sinergia y colaboración) y en la que los responsables, tú principalmente, estén dispuestos a escuchar, a abrirse y a ceder más que a imponer. Y entonces ir gestando de manera compartida la visión, lo que se desea lograr. Requiere de acuerdos y de negociaciones.
Esta es mi visión de las cosas. Te deseo lo mejor y sigo a tus órdenes.

Comentarios de blog por Disqus