Banks y Coutu señalan tres estrategias que puedes implementar para proteger tu trabajo durante tiempos difíciles.

1. Actúa como un sobreviviente: Si quieres ser un sobreviviente de los despidos, actúa como tal.

  • Muestra confianza y alegría: La personas prefieren a un compañero agradable a uno desagradable. Nadie quiere pelear en las trincheras con un pesimista.
  • Enfócate en el futuro: La mejor manera de ver hacia el futuro es enfocarse en los clientes, que son la única vía de sobrevivencia del negocio. Hay que adelantarse a las necesidades de los clientes y mostrar cómo es que tu trabajo las atiende.
  • Usa muchos sombreros: Busca oportunidades para desempeñar varias funciones y para potenciar tus experiencias. Por ejemplo, puedes apoyar los programas de capacitación en la empresa.

2. Dale esperanza a tu jefe: Entre mejor es la relación con tus jefes menor será la probabilidad de ser recortado.

  • Empatiza: Los despidos son una enorme carga sobre las personas que toman la decisión. Comprendiendo a tu jefe le ayudas a vivir la experiencia, demuestras madurez y fortaleces tu relación. Sin embargo, para ser efectiva, la empatía debe ser genuina; de otra manera actúa en sentido contrario.
  • Une e inspira a tus colegas: La función de motivar e integrar a la gente es de importancia fundamental durante los periodos de crisis. De esta manera estarás cumpliendo una función muy importante en la empresa.

3. Sé un ciudadano corporativo: En buena medida el éxito depende del estar presente, del participar.

  • Participa en todas las reuniones, incluyendo las voluntarias e informales.
  • Sal de la oficina y conversa para ver cómo le va a la gente.
  • Apúntate en iniciativas nuevas.

Referencia:
Banka, Janet y Coutu, Diane (septiembre 2008). How to protect your job in a recesion, Harvard Business Review, Reprint R0809.

Comentarios de blog por Disqus