Rosabeth Moss-Kanter, la connotada investigadora y experta en estrategia, innovación y liderazgo para el cambio, señala que la crisis financiera requiere, más allá de los rescates económicos, de un cambio cultural sistémico (A Financial Turnaround Requires Culture Change, 29 octubre 2008, Harvard Business Publishing).

Frente a las grandes crisis no basta con implementar medidas paliativas, tales como la reestructuración financiera o la reducción de costos, esperando sobrevivir sin mayor esfuerzo o soñando que la crisis pasará rápido.

Señala Moss-Kanter que la crisis requerirá de un esfuerzo largo y sostenido para superar los malos hábitos acumulados. Si uno se está preguntando qué tanto cambio se necesitará la respuesta es "mucho más de lo que supones".

La investigadora señala que el origen de la crisis está, no en los eventos recientes de empresas financieras en problemas, sino en prácticas que tienen decenas de años en operación y que han estimulado la codicia, la glotonería y la especulación en forma de acumulación masiva de deuda, especulación financiera y en usencia de mecanismos de control.

El cambio cultural que Moss-Kanter propone es de tamaño mayúsculo, uno en el que la economía se reoriente de la especulación financiera a la economía real que proporciona bienes y servicios, que promueva innovaciones para la mejora de la vida, creando fuentes de trabajo, promoviendo la salud y ahorrando energía, y buscando mecanismos para reducir la brecha de ingreso entre los grandes acumuladores y las multitudes en pobreza.

La investigadora termina señalando que es necesario crear una cultura incluyente con propósitos nobles. Y el lograrlo requiere de trabajo intenso de largo plazo.

Parece ser que el análisis y los pronósticos de Wallerstein son correctos. El sistema-mundo actual está en un proceso de cambio. Falta saber si la resultante del proceso será un sistema-mundo más justo e igualitario o uno peor que el anterior. Este es el momento de que los movimientos de cambio trabajen con intensidad por generar un sistema más humano.


Comentarios de blog por Disqus