El ex-coach deportivo, y ahora coach ejecutivo, Graham Jones (ver referencia al final) nos enseña cómo los mejores de los mejores logran mejorar y mejorar, tanto en el ámbito deportivo como en el de los negocios y otros más.

Cinco actitudes determinan que los mejores se mantengan mejorando:

  1. Amar la presión

  2. Focalizarse en el largo plazo

  3. Utilizar la competencia

  4. Reinventarse a sí mismo

  5. Celebrar las victorias

  6. Voluntad de ganar

Amar la presión


No se puede estar entre los mejores si uno no se siente cómodo en situaciones de alto estrés, lo cual implica permanecer en calma al estar sometido a la presión. Esta actitud se puede aprender si uno elige concentrarse apasionadamente en la mejora personal. La presión se puede manejar más fácilmente si uno se concentra en el propio desempeño y no se deja uno distraer por las fallas o éxitos de los demás. Uno se concentra en lo que está bajo el propio control y se olvida de lo demás. Es necesario saber dejar atrás el pasado, a riesgo de caer en el agotamiento, para lo cual los hobbies son de una gran ayuda.


Enfocarse en el largo plazo


Los atletas de alto rendimiento se recuperan de las derrotas manteniendo una focalización intensa de las metas y aspiraciones de largo plazo. Al mismo tiempo, tanto las estrellas como sus entrenadores están plenamente conscientes de que el camino del éxito está pavimentado de mejoras pequeñas.


Utilizar la competencia


Es frecuente que los grandes atletas entrenan juntos debido a que la competencia sana los hace mejorar a ambos. Si uno se rodea de los mejores surgirá un impulso fuerte hacia la mejora, mientras que si se está entre personas de bajo rendimiento, se da el estancamiento.


Reinventarse a sí mismo


Si es difícil llegar a la cima es más difícil permanecer ahí. Los que se mantienen mejorando siendo ya los mejores de los mejores desarrollan un hambre de consejos sobre cómo seguir desarrollándose y mejorando. Sin embargo es necesario que las críticas recibidas sean constructivas. Si no es así, hay que buscar enfocar lo que es útil y pedir información específica. Uno debe poder ver mejorías concretas en el propio desempeño después de recibir coaching y consejería.


Celebrar las victorias


Las celebraciones son algo más que una descarga emocional. Realizadas de manera apropiada involucran un nivel profundo de análisis y aumentan la conciencia. Lo mejores de los mejores no dan un paso antes de entender concienzuda y cabalmente los factores que subyacen bajo el logro.


Voluntad de ganar


Quienes tienen verdadera entereza regresan a la carga después de la prueba, tanto si hubo éxito o no. Esto es lo que distingue a la élite de los demás. Se requiere de enorme coraje y agallas inimaginables el regresar al ring y pelear hasta el fin, como lo hacen los atletas olímpicos.


Jones, G. (1 de Junio de 2008). How the Best of the Best Get Better and Better, Harvard Business Review Article, Número R0806H.


.

Comentarios de blog por Disqus