En este diagrama dinámico esquematizo lo que le he entendido a Osho en su libro Intimidad: La confianza en uno mismo.
Señala que los seres humanos tenemos una gran necesidad de establecer intimidad con otras personas; a la cual se le contrapone el miedo a ser rechazado. Esta necesidad y ese temor son dos fuerzas contrapuestas.
La intimidad es enriquecedora y permite experimentar felicidad. La intimidad es un encuentro abierto y sin defensas con el otro. En la intimidad me muestro suave y vulnerable. Pero el temor al rechazo lleva a cerrarse, a mantener comportamientos defensivos y a relacionarse mediante máscaras. Me muestro duro y protegido. Entonces la intimidad no se da.
El temor al rechazo surge de una formación que nos enseña que no somos valiosos como somos, que tenemos que ser y actuar de determinadas maneras para ser apreciados. Aprendemos a no aceptarnos como somos y a buscar ser diferentes. Actuamos para embonar con los modelos de persona aprendidos; pero todo es una actuación. En el fondo sabemos que somos diferentes y que no somos dignos. Entonces se desarrolla el temor a ser descubierto; cerrándole la puerta a la intimidad.
Osho señala que el camino para disminuir el temor y poder acceder a la intimidad es la auto-aceptación. Cuando aprendo a aceptarme como soy ya no tengo nada que esconder. Entonces me puedo relacionar con el otro como soy, abierto, sin defensas. Entonces puedo intimar.
Y esto es toda una tarea que requiere de trabajo constante. Al menos para mí.

Referencia: Osho (2009) Intimidad: La confianza en uno mismo y en otro. México, DF: Debolsillo.

Comentarios de blog por Disqus