Iniciando el año con una gripe que me tiene postrado he estado meditando sobre mis pasos a seguir en este nuevo ciclo. En medio de luchas internas y cavilaciones recibo de mi buen amigo Jorge Braham el siguiente escrito (tomado del excelente libro "No temas al mal" de Eva Pierrakos y Donovan Thesenga), que resume completamente mis conclusiones.

“Es probable y predecible que al tratar de resolver mis problemas y/o realizar mis sueños:
  • Olvide y me vea envuelto en la vieja ceguera y en sus reflejos condicionados.
  • Pero esto no tiene por qué desanimarme.
  • Tendré que luchar nuevamente y tantear para encontrar mi llave una y otra vez.
  • Eso es algo que puedo hacer y que haré para, gradualmente, ir construyendo una nueva fuerza, nuevos recursos y energías.
  • No me dejaré desanimar porque entiendo que cualquiera que desee construir un bello edificio necesita de paciencia.
  • No seré tan infantil como para esperar que lograré esto de inmediato.
  • Lo deseo y usaré todos mis poderes para hacerlo.
  • Pero seré paciente y realista.
  • Quisiera que, en esta empresa, me guiaran los poderes espirituales que hay en mí, pero no puedo percibir esa guía aún, porque al inicio de esta tarea mis energías son demasiado densas y mi conciencia está demasiado adormecida.
  • Sin embargo confiaré, esperaré y perseveraré.
  • Quiero dar lo mejor de mí mismo a la aventura de vivir.
  • Trataré una y otra vez de identificar, observar y formular lo que no me gusta sin identificarme con ello.
  • Tantearé para encontrar nuevas maneras de comprender todo esto y para, eventualmente, poder lograr mis propósitos de vida.”

 

Comentarios de blog por Disqus