El estudio genético de un dedo fósil encontrado en Siberia reveló que se trata de restos de un homínido hasta ahora desconocido. El estudio fue realizado por Svante Paabo, del Instituto Max Planck en Leipzig, el científico en quien se inspiró Michael Crichton para escribir la novela “Parque Jurásico”. Su equipo de investigadores ha estudiado en el pasado secuencias de material genético de fósiles y ha producido el análisis de ADN de mamuts y hombres de Neanderthal.
Inicialmente se creía que el pequeño hueso pertenecía a un hombre moderno temprano o a un Neandertal, quienes alguna vez vivieron en las montañas de Altai del sur de Siberia donde fue encontrado el fósil. Pronto se sorprendieron al descubrir que no pertenecía a ninguno de los dos, sino a una especie hasta ahora desconocida que convivió tanto con el hombre moderno como con los Nendertals hace unos 40,000 años.
Se empieza a sospechar que en aquel entonces existieron toda una gama de especies de homínidos en las regiones de Siberia. En el 2003 se llegó a una conclusión similar al descubrir fósiles de una especie humana enana desconocida hasta entonces en la isla Indonesia de Flores que ha sido llamada “hobbit”.
Nos da para reflexionar qué es ser humano y qué papel tenemos en el Universo. 


Resumen de la nota “The old man of the mountain“ publicada en la versión impresa de The Economist (25 De Mar de 2010) disponible en http://www.economist.com/daily/news/displaystory.cfm?story_id=15767281&fsrc=nwl

Comentarios de blog por Disqus