"Power" nos remite tanto a poder como a potencia. Las diversas definiciones que la Real Academia Española (http://buscon.rae.es/diccionario/drae.htm) hace de "poder" se pueden agrupar en dos bloques: definciones competitivas y definciones motivacionales. En la opción Competitiva quedan: "Tener más fuerza que alguien" y "Dominio, imperio, facultad y jurisdicción que alguien tiene para mandar o ejecutar algo". En la opción Motivacional se incluyen: "Tener expedita la facultad o potencia de hacer algo", "Tener facilidad, tiempo o lugar de hacer algo", "Fuerza, vigor, capacidad, posibilidad, poderío". En la revisión que hicieron Conger y Kanungo (1988) del tratamiento del fenómeno de empowerment en la literatura señalaron que éste ha sido abordado con un doble significado: a veces como un constructo relacional y otros como uno motivacional. Entre las traducciones comunes del concepto al español como facultamiento o delegación tienen relación tanto con la opción competitiva de la palabra poder como con la acepción relacional del constructo "empowerment". Estas opciones no agregan realmente nada nuevo al entendimiento de la gestación de equipos de alto desempeño y de organizaciones aprendientes. En esta acepción el "empowerment" sigue siendo un fenómeno unilateral en el que la autoridad "concede" poder a los niveles inferiores, manteniendo relaciones de dependencia. La acepción motivacional, por otra parte, se refiere al fenómeno a través del cual los individuos liberan su potencial. En español se ha venido utilizando la palabra empoderar con este sentido aunque también tienen inherentemente la acepción competitiva de poder. La palabra "Potenciar" es definida por la Real Academia Española como "Comunicar potencia a algo o incrementar la que ya tiene", "Capacidad generativa; Capacidad para ejecutar algo o producir un efecto". Sostengo que la Palabra "Potenciar" resulta inequívocamente más compatible con el abordamiento motivaciónal del empowerment. El empowerment es entonces la potenciación de las personas, fenómeno mediante el cual los individuos aumentan su capacidad generadora. En este sentido Warren Bennis señaló que con la potenciación (empowerment) la gente se enriquece personal y sicológicamente, se siente significativa, logra mayor confianza y autonomía, desarrolla un sentido de comunidad, encuentra su trabajo estimulante y retador e incrementa su motivación, compromiso, esfuerzo y perseverancia. Potenciar no requiere tanto de jefes que cedan poder sino de líderes que sepan ser buenos "coaches". Pero la naturaleza del "coaching" y su mejor traducción al español es asunto de otra conversación posterior. ¿Qué opinas?

Comentarios de blog por Disqus