Hoy inicié un nuevo semestre en el Tec. Es el número 52. Como siempre generé mucho estrés los días anteriores pensando en cómo serían mis grupos y qué tipo de alumnos recibiría. En este momento me siento muy complacido y pleno. Me encontré con un sinnúmero de rostros jóvenes y almas despiertas. Me queda en este momento la sensación de sus miradas curiosas y atentas a todo lo que decía. Siento un gran compromiso. Es un gran privilegio el poder contribuir a la formación de la juventud.

Comentarios de blog por Disqus