Un tributo a Germán Dehesa ante una partida que parece prematura. Se queda aquí en el corazón su fino humor crítico.

Comentarios de blog por Disqus