Los seres humanos tenemos al menos dos mentes bastante independientes. Esa es mi conclusión a partir de que anoche tuve consciencia de un sueño mientras lo soñaba. Claro que esto no es nada nuevo, dado que así lo planteaba Freud, sólo que ahora me quedó muy claro a partir de mi experiencia. Como el desenlace del sueño me sorprendió, mientras lo soñaba, por ser tan inesperado, ahora reflexiono que este incidente de alguna manera evidencia que tengo dos mentes. Dado que creo que el sueño lo produzco yo (a diferencia de quienes creen que los genera alguien más como Dios o los ángeles) parece ser que el sueño ocurrió en otro lado de mi cerebro al que no tiene acceso directo mi cerebro consciente, y desde ahí se filtró hasta la consciencia.
Esa mente o parte de mi cerebro es sumamente creativa, ya que ni de chiste se me ocurren historias tan llamativas e interesantes desde la consciencia como las que genero en sueños. ¿Será que a eso se refería en parte Milán Kundera (La insoportable levedad del ser) cuando decía que la novela tiene vida propia?: deja fluir a su mente inconsciente para escribir la novela mientras la consciente sólo va anotando y corrigiendo el estilo. Tal vez es lo que le sucedió a Richard Bach cuando escribió Juan Salvador Gaviota.  Él ha dicho que un día le llegó la inspiración, que las palabras le empezaron a llegar y que él sólo las escribió. Una posible interpretación es que él escuchó a su mente inconsciente.
Es también lo que hacen los grandes jugadores de ajedrez. Contrario a lo que se piensa, los maestros de ajedrez no piensan en miles de combinaciones posibles, como lo hacen las computadoras que juegan ajedrez, sino utilizan patrones intuitivos de juego desarrollados mediante la práctica de muchos años. La intuición, la mente que ve patrones y que opera sin mucho acceso de la consciencia, es la que decide centralmente cómo jugar.
Ahora caigo en la cuenta de que en el pasado he tenido algunos momentos de generación creativa en los que quien produce es una mente no consciente en terrenos que pareciera que tendrían que ocurrir sólo bajo un cuidadoso control lógico consciente. Elaboré en Excel un programita para representar gráficamente el área bajo la curva normal. Tuve flojera de entender la lógica exacta sobre cómo hacerlo, es decir, flojera de pensar, y sólo me dediqué a utilizar funciones de Excel que me daban sentido intuitivo. Generé el programa de una manera muy fácil y fluida, muy artística, aunque si alguien me preguntaba qué funciones había utilizado y por qué hubiera tenido problemas para explicarlo.  
No me queda más que seguir cultivando el funcionamiento de este enorme recurso de generación creativa que es mi mente inconsciente. Creo que la principal tarea que tengo es confiar más en este proceso, abandonarme a él. Creo que el principal obstáculo es el temor, la duda y el estrés. Dejemos que la razón consciente pare de temer, prever y tratar de controlar; que se dedique a aquello para lo cual es más indicada, a dar cauce a las propuestas del inconsciente. Dejemos que la intuición ilumine mi camino con gran sabiduría, que sea la chispa creativa, que fluya. Let it be! 
...

Comentarios de blog por Disqus