Me gustó el video de Alcatel insertado abajo, en el que se propone que las ideas simples cambian todo. El mismo video es un ejemplo de comunicación poderosa con una idea simple: el teléfono de hilo evolucionando mediante interconexiones cada vez más complejas.
Lo que hace grandes a los descubrimientos científicos más poderosos es que expresan algo complejo en un concepto simple. Por ejemplo, la segunda ley de Newton tiene una gran simplicidad: F = ma.
Sin embargo, no hay que engañarnos. Las ideas simples que cambian todo se sustentan en mucho trabajo y gran capacidad de análisis y síntesis: no aparecen así de la nada. Newton no sólo se sentó abajo de un árbol para darse cuenta que la manzana y la tierra se atraen mutuamente. Cuando le cayó la manzana había invertido horas y horas en analizar el movimiento de los cuerpos en todas sus facetas.
Así que no queda más que seguir trabajando intensamente.

Comentarios de blog por Disqus