Según un reciente estudio sobre tiempos de reacción al conducir, son mejores los reflejos de un borracho que los de alguien enviando mensajes por el cel.
Mientras que el tiempo de reacción promedio de una persona con una cantidad de alcohol en la sangre arriba del límite legal fue de 0.55 segundos, los de una persona leyendo o enviando mensajes fueron de 0.86 y 0.90 segundos, respectivamente. La tabla presenta las distancias extras que el auto avanza comparadas con las distancias de frenado con el conductor en estado normal.
No faltará quien tome esta información al revés y diga: "a bueno, entonces condicir borracho no está tan mal". Sigue siendo algo terrible, lo único es que ahora hay algo aún peor. Debiera penalizarse el mensajear mientras se conduce, tanto como hacerlo en estado de ebriedad.


Comentarios de blog por Disqus